viernes, 15 de agosto de 2014

SOBRE LA GRABACIÓN DE FITO Y LOS FITIPALDIS




La gran familia de Fito y los Fitipaldis desembarcaron en nuestros estudios el pasado 23 de Julio para grabar su nuevo disco de estudio, después de 5 años del anterior. 
Ni que decir tiene que el hecho de que eligieran nuestras instalaciones fue una enorme sorpresa y una gran responsabilidad, 4 meses después de inaugurar nuestro nuevo complejo. 
La experiencia, simplemente, ha sido la hostia.
Por todo.
La forma de trabajar, la tranquilidad y seguridad que transmiten, lo musicazos que son todos ellos, los tremendos instrumentos que tienen, el outboard que se añadió al nuestro, la manera de tratar el sonido, la forma de grabar (en directo) y un imparable etcétera. Pero por encima de todo esto, la experiencia más gratificante de todas ha sido, sin duda, conocerlos. Es difícil encontrar un equipo humano tan unido, transmitiendo buen rollo, educados, respetuosos, sinceros. No sé, creo que simplemente merecen mucho la pena como personas. Al final, la conclusión es la de siempre: los más grandes son grandes en todos los aspectos. Todo en Fito y los Fitipaldis es grande, empezando por su corazón. Nos han ganado para siempre.





El desembarco ya fue tremendo (y tremendo el currazo de los backliners Nitro, Peter y Mae):
las decenas de guitarras y amplificadores, teclados (harmonio, hammonds, wurtlitzer, etc), previos, compresores y ecualizadores ya nos advertían de que estábamos en mitad de algo muy grande. Normal, pensarán algunos. No tan normal en los últimos tiempos, pensamos nosotros. Añadiendo en nuestro pensamiento que ojalá todos los discos se hicieran así. Ganaríamos todos, empezando por la misma música.



Así de completito quedó de outboard nuestro control


Hammonds en Sala B


Cacharos añadidos a nuestros racks.


Unos pocos neve.


Apis y Telefunken v76 (Joyas!!)


Alguna que otra guitarra.


Control B, modificado como sala de amplificadores.


Nuestro plató como almacén



Qué deciros del nuevo disco.
Pues, para empezar, que está producido por Carlos Raya, y eso es sinónimo de calidad. 
No vamos a descubrir nada nuevo, ni a decir nada que no se haya dicho ya de él. 
Pero tenemos que decirlo: guitarrista tremendo, excelente músico, impresionante productor.
Un genio.
A los mandos del sonido ha estado el gran Joe Blaney. Sus créditos impresionan: The Clash, Prince, Keith Richards, Tom Waits, The Ramones, Lauryn Hill, Los Rodriguez, Andrés Calamaro, Fito y los Fitipaldis, etc. Vamos, uno de los capos. El tiempo que ha estado con nosotros ha sido una verdadera masterclass. 
Y como asistente e ingeniero de protools ha estado el señor Jordi Cristau, que con su dilatada experiencia ha aportado también lo suyo al nuevo disco. Otro capo encubierto.

¿Que os podemos contar más?
Que está grabado por los Fitipaldis que conoceis de la última gira:
Daniel Griffin a la batería, Alejandro Climent "Boli" al bajo, Carlos Raya con guitarras, Joserra Semperena al hammond, Javier Alzola con el saxo. Y, como no, Fito, con su guitarra, su voz y sus letras incisivas, inteligentes y directas.
Y suenan a banda. Suenan a banda porque llevan mucho tiempo tocando juntos. Porque Dani y Boli van a machete, porque Carlos y Joserra arropan y arreglan como sólo los grandes saben hacer, porque los saxos están donde tienen que estar, y porque Fito se apoya en todos ellos para transmitir sus mensajes y sus melodias. Eso es una banda, y eso es lo que son Fito y los Fitipaldis. Ni más ni menos. Pero les aseguro que no es tan fácil.

¿Cómo se ha grabado?
En directo, claro.
Usamos todas las salas habilitadas en los estudios para esta grabación para separar amplificadores e instrumentos. El mapa siguiente les ayudará a orientarse.



En la sala B se situaron los leslies de los hammonds; el control B lo modificamos para poner los amplis de Carlos Raya; en la Room Reverb estaban los amplis de Fito, con panales absorventes para que la reverb no influyese; en la exclusa del estudio A (entrada) se situó el ampli de bajo de Boli; en el plató el piano (cuando hubiese) y el señor Javier Alzola con sus saxos, y en la sala A, donde estaban todo el grupo tocando (a excepción de Javi, pobriño!), se registraba la batería. Mola!

Ahora el disco se va a New York, a los estudios Avatar, donde será mezclado por Joe Blaney, que estará acompañado por Carlos Raya.
¿Qué tal está el nuevo disco?
Pues está que te cagas, que les voy a decir yo.

¿Algo más que añadir?
Pues estaría escribiendo unos cinco días más, pero tampoco procede.
Aunque me gustaría volver al principio, y recalcar el maravilloso grupo humano que son.
 Carlos, Boli, Joserra, Javi, Dani, Joe, Jordi, Peter, Nitro, Mae, Miguel. 
Y Marisa, que consiguió hacer las comidas más divertidas que hemos tenido en el estudio.
Y Fito, que consigue que todo fluya, pues tiene un áurea especial que hace que todo a su lado sea mejor. 
Ellos son grandes.
Y nos han regalado, 
sin duda, 
una de las experiencias más bonitas de nuestras vidas.

Gracias eternas por ello.









www.estudiouno.info












No hay comentarios:

Publicar un comentario